Imagen de referencia (IStock)
Imagen de referencia (IStock)
El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de Chile presentó una querella por tráfico ilícito de migrantes contra una red integrada por extranjeros a la que acusa de tratar de ingresar al país austral a unos 200 inmigrantes, principalmente de nacionalidad dominicana.
La querella, que fue presentada en un tribunal de Arica, al norte de Chile, apunta contra una banda de siete peruanos, dos bolivianos y un colombiano, que introducía al país a los inmigrantes por pasos fronterizos ilegales, señaló el INDH en un comunicado.
La Policía chilena detectó tres hechos que dieron inicio a la investigación de esta banda dedicada al tráfico de migrantes.
El primero ocurrió en septiembre de 2015, cuando Carabineros interceptó a nueve ciudadanos dominicanos que habían entrado ilegalmente a Chile siguiendo una línea férrea y guiados por un colombiano.
El 15 de octubre de 2015, la Policía encontró a un grupo de cinco dominicanos que entraron al país por una zona costera no habilitada, y un día después, en el paso fronterizo de Chacalluta que separa Chile y Perú, fue identificado un ciudadano peruano que ingresaba equipajes.
Al ser interrogado por la Policía de Investigaciones (PDI), confesó que los equipajes pertenecían a los dominicanos que habían ingresado al país un mes antes y dijo que había contratado para esa tarea por la ciudadana peruana Soledad Maquera, que según los primeros antecedentes podría ser la líder de la banda.
Según el INDH, las víctimas de la red llegaban a Chile engañadas con una falsa promesa de visado y permiso de trabajo, y debían pagar antes una cantidad de dinero en dólares.
Además entraban al país por rutas peligrosas. Uno de los migrantes pisó una mina antipersonal y sufrió heridas graves, mientras otra mujer denunció haber sido violada por los integrantes de la banda.
INFOBAE